Skip to content

Educando a Dana

enero 30, 2009
tags:


Papa Noel pasó esta Navidad y dejó para Eugenia una mascota! Es una perrita Labrador Retriever, bautizada Dana, que llegó a casa con 30 días de vida. Ya tiene 60, pesa 10 kilos (!!), y Euge está tratando de enseñarle algunas habilidades. Estos perros instintivamente son ” cobradores”, es decir, traen o cobran la presa de caza. Por eso se divierten muchísimo cuando uno les arroja objetos para que los busquen. Son sumamente cariñosos, necesitan mimos casi patológicamente. Cuando nos ve por primera vez en el día está tan desesperada por cariños que salta, se pone panza arriba, mordisquea nuestros zapatos, a veces parecería que entrara en convulsiones !! Es cuestión de dedicarle unos minutos a jugar con  ella o mimarla y se tranquiliza para el resto del día. Varias personas con las que me he cruzado me han  dado un muy mal pronóstico acerca de su comportamiento como adulto, diciendo que son  perros  locos y destrozones. Sabemos que necesitan hacer mucho ejercicio ( acá tienen suficiente espacio) para descargar el exceso de energía , también tienden a la obesidad sino lo hacen. Viven muy pendientes de sus amos, así que hay que dedicarles atención, sino se vuelven inmanejables.

Como originalmente fueron criados en Canadá por pescadores para recoger los peces de las redes, les encanta nadar y suelen meterse a las piscinas.. espero no encontrarla haciendo crawl un día de éstos….Su pelo forma una capa impermeable que los aísla del frío del agua y los mantiene muy limpios, según el veterinario es mejor cepillarlos que bañarlos con mucha frecuencia.

Dana es una dulzura con chicos y grandes, la bancamos a pesar de la fama de “destroyers” que tienen los de su raza!

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Diana permalink
    enero 31, 2009 1:28 am

    no puedo negar que sos una mejor mama que yo!! mis chicos se mueren con un perro ( lo mismo Max) amo a los animales ( pero no para limpiar atras de ellos) eso seria el caso si tenemos una, se ve que vos no tenes de que preocuparte, ya que Eugenia es re responsable. es un cachorro hermosa!!Como andas usteds?? espero tus 25 cosas de vos que nadie sabe!

  2. teretere2000 permalink*
    enero 31, 2009 8:41 am

    Yo tampoco creía que me bancaría las mascotas, pero después una se encariña, hemos tenido varios perros ( no de raza) que hemos regalado a amigos porque se comían las gallinas o conejos, excepto una maravillosa Rhodesian Ridgeback (http://es.wikipedia.org/wiki/Rhodesian_Ridgeback) que se murió de vieja.

Trackbacks

  1. Perdida y encontrada « Cuarenta y pico no son tantos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: