Skip to content

Quiero este cuadro

julio 28, 2006


Se llama “¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza?” y hace referencia al bellísimo poema de J.L. Borges ” Ajedrez”:
Ajedrez
I
En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.
II
Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y de blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Ví el cuadro en internet hace varios meses, o un año, y me quedé prendada. Es una técnica mixta, con base en óleo ,de 1 mts x 70 cm. Su autora es Gabriela Farnell,una pintora de la Pcia de Bs As con buenos cuadros de arte figurativo con mucho surrealismo, una serie interesante de Borges y otra nueva de desnudos.

El tema del poema desveló a Borges siempre, pensar que no somos más que juguetes en manos de vaya a saber qué designios. Tambien el tema recurrente del destino, como en el verso de Everness : ” ya todo está…”

Nunca ví un cuadro que representara un poema de Borges de una forma tan lúcida: la reina, la referencia al Oriente, el ajedrez, Borges mismo…
Realmente quiero tenerlo en mi living. El asunto es: Vale lo que me piden? La respuesta sería que el valor está determinado por la importancia que tiene para mí la obra, es decir, hasta cuánto estoy dispuesta a gastar.
Así que la pregunta se convertiría en: puedo yo gastar ese monto en un cuadro? Si tengo el dinero, es justo gastarlo en arte y no en otra cosa más práctica?
La pregunta primordial sería: qué papel le doy al arte en mi vida diaria? Le doy tanta importancia como un viaje, un guardarropas que usaré algunas temporadas, o algo nuevo en tecnología?
Me parece que al fin y al cabo mi (mala) educación me impide invertir dinero en placer, porque el placer, como decían las monjas es malo, malo, malo!!!!!
Realmente quiero tenerlo y verlo todos los días. ¿ Cómo hago para traerlo de Lanús sin que se dañe????? 🙂

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: